Desde que me inicié en la fotografía tuve dos fascinaciones: una, por el cuerpo desnudo y escultural plasmado en una imagen en blanco y negro,  y el cuidadoso trabajo técnico del revelado e impresión sobre papel en el cuarto oscuro. La otra, por el poder de la imaginación, la realidad paralela en un mundo de grises y la manipulación artesanal de la imagen que da lugar a una voz propia.

Mirada / reflexión

 

Anatomía interior: Introspectiva