Anatomía interior: Introspectiva

Ausencia / pérdida

Siempre consideré los años noventa como plagados de pérdidas y tristezas: el atentado de Sendero Luminoso en la calle Tarata que destruyó lo que había sido mi hogar por tanto tiempo y luego mi estudio fotográfico, la muerte de mi madre, la pérdida de un hijo antes de nacer, la muerte de mi padre  y luego de quien fuera mi mejor amiga, mi abuela. Fue el tiempo en que la realización de mis obras me servía de terapia y de limpieza para librarme del peso del dolor y  el duelo.